Como perder grasa

A la hora de afrontar la vuelta a septiembre y perder peso, es imprescindible llevar a cabo unos hábitos para mantener tu organismo, sin caer en el sedentarismo. Por eso, debes empezar a declararle la guerra a los kilos de más después del verano. Hoy, te contaré un poco más acerca de las causas que pueden alterar tu cuerpo y cómo puedes adoptar determinadas estrategias tras terminar las vacaciones.

Razones para que engordamos después del verano

Son varios los aspectos que debes tener en cuenta. Recuerda que el cuerpo es un organismo al completo que, ante cualquier alteración (ya sea psíquica, física o social) puede dar lugar a un cambio en tu cuerpo y forma física. De hecho, son muchas las personas que tienden a engordar a partir de los meses de octubre, noviembre y diciembre.

Factores físicos

En primer lugar, me gustaría comentarte que en verano muchas personas suelen tener más tiempo para realizar sus entrenamientos. Las vacaciones permiten moverte más, salir de casa, disfrutar de actividades como piscina o playa que a la vez implican un gran gasto energético.

Sin embargo, cuando se acaban las vacaciones tendemos a disminuir la actividad física. Volver a la jornada laboral de 8 horas sentado en una silla, llegar a casa agotado, coger el transporte público y moverte menos en general suele ser un factor precipitante del incremento de grasa corporal.

Factores sociales

Bien sabrás que las comidas familiares también suelen ser frecuentes en verano, sin embargo, en esta época también tenemos más tiempo para dedicarnos a nosotros mismos. Con la llegada del invierno, no pueden faltar las cervezas después del trabajo con el reencuentro con muchos compañeros de trabajo, amigos y otros.

Factores psicológicos

El terminar de las vacaciones suelen traer graves alteraciones psíquicas y emocionales. La depresión postvacacional existe y, en muchos casos, puede ser grave. En este punto, muchas personas pueden elegir escapar de la situación refugiándose en la comida.

Posteriormente, aparece el estrés durante el trabajo. La continua presión y las excesivas horas de trabajo pueden hacer mella en tu organismo.

Y lo peor es que al final también termina repercutiendo en nuestro descanso habitual. Empezamos a dormir menos y peor, volviendo al circulo vicioso del estrés y agotamiento durante la vuelta de vacaciones. Asimismo, terminamos por no cuidar de la alimentación, escogiendo platos rápidos y poco saludables.

¿Sabías que todos estos aspectos pueden influir negativamente en tu composición corporal y rendimiento físico? El llamado cortisol, una hormona de origen suprarrenal, puede verse excesivamente elevada cuando afrontamos épocas de estrés. Esta hormona en exceso no solamente está relacionada con trastornos de depresión, sino también con la dificultad para perder peso en forma de grasa corporal. Es una hormona que puede además hacerte sentir mucho más fatigado.

Es importante no engordar tras el verano, ¡puede arruinar todos tus progresos! Clic para tuitear

Estrategias para perder peso después del verano

¿Sabes cómo puedes empezar bien septiembre? Es posible que muchas de las repercusiones no se vean en este mismo mes, pero sí a partir de octubre. Por eso, es clave empezar a poner remedio para no engordar después del verano.

Para empezar, es importante ponerse las zapatillas de deporte desde el primer día de la vuelta. Intenta hacer un planning con los horarios libres, los huecos que puedes sacar para realizar actividad física. Intenta obtener el mismo tiempo que el que tenías en vacaciones (siempre en la medida de lo posible). El entrenamiento de fuerza es indispensable. Recuerda que la masa muscular puede verse disminuida con mayor facilidad si adoptas un modo de vida sedentario.

Asimismo, es importante que tomes el sol en la medida de lo posible, aunque sea invierno. Parece ser que existen mecanismos para “guardar” grasa relacionados con la poca toma de luz solar.

La alimentación debes cuidarla durante todo el año. Procura hacer una buena lista de la compra con alimentos saludables, descartando los precocinados, fritos y snacks superfluos. Y, sobre todo, ¡intenta no hacer la compra con hambre!

Con respecto al estrés que puede ocasionar la vuelta a la vida laboral, es imprescindible realizar determinadas técnicas de relajación, acostarse siempre a la misma hora para descansar adecuadamente. Y, sin duda, siempre te recomiendo escoger una buena compañía, que no intente sabotear tus buenos hábitos adquiridos anteriormente.

Por otro lado, te recomiendo mantener la motivación y mentalidad. Procura volver a fijarte nuevas metas, con fechas cercanas incluidas, para tener en mente.

Entrenador personal para mantenerse en forma

¿Qué mejor que solicitar un servicio adecuado para no caer en malas tentaciones? El sedentarismo está a la vuelta de la esquina.

Como entrenador, siempre aconsejo visualizar nuestro objetivo y meta. Hacer una pequeña reflexión sobre todo lo que hemos ganado y cómo lo hemos conseguido es imprescindible para valorar nuestro trabajo realizado anteriormente. Verdaderamente, es una práctica que aconsejo hacerlo a diario durante al menos 10 minutos. También, es importante volver a un patrón de ejercicios adaptados y alimentación.

Para deshacerte de esos kilos de más y perder peso después del verano siempre es mejor prevenirlos. Así, cuidar la alimentación, actividad física y salud emocional es imprescindible.

Y recuerda, si quieres venir a probar una clase de CrossFit y perder grasa y peso más rápidamente, mira mi web y escríbeme para que vengas un día a entrenar conmigo.

NO TE PIERDAS NINGUNA ACTUALIZACIÓN Y APÚNTATE A
MI COMUNIDAD PARA RECIBIR REGALOS E INFO


0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

fabriorlandi.com

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?