Así afecta el sedentarismo a la comunidad LGTBI+.

Así afecta el sedentarismo a la comunidad LGTBI+.

¡Hola mis Orlanders! Yo lo noto, y creo que a todos también. Si añado la etiqueta LGTBI+ es por la mala relación que muchas personas dentro de este colectivo tienen con el deporte, (lo veo en primera persona con mis alumnos, y el incremento es notable) es por lo que nos destaco, para que empecemos a tomar conciencia sobre todo lo que nos pasa al estar tantas horas sentados en nuestra casa, a raíz de la pandemia.

Evidentemente, si llevas un ritmo de vida muy acelerado o bastante activo, pasar unos cuantos minutos al final del día en el sofá será el alivio necesario para descansar y seguir dando lo máximo en todos tus proyectos. Pero si tu rutina consiste en moverte de la cama a la silla, y de la silla al sofá, lo más normal es que más pronto que tarde acabes sufriendo algún problema de salud.

Este año ha sido muy diferente, ya sea teletrabajando o en nuestros momentos de ocio. Aunque también mucha gente ha sentido el encierro como una oportunidad para ponerse en forma y ha conseguido vencer a la pereza, por norma general hemos pasado mucho tiempo sentados frente al ordenador o a la televisión.

Lo peor no es el sedentarismo, sino la inercia que podemos conseguir y establecer esta rutina por años, consiguiendo el peor estado de salud y físico de nuestra historia.

Te dolerá la espalda, y no de cualquier manera.

Convivir a raíz del teletrabajo, y tener una mala postura, mala ergonomía, puede ser letal. Y más que por el propio hecho de tener malos hábitos, es por creer que es lo único que te queda. Si no adoptamos una buena postura en nuestro escritorio, tenemos más probabilidades de sufrir una lumbalgia o enfermedades asociadas al dolor de espalda o de cuello. Si no nos levantamos de la silla cada hora, y no tenemos una programación con ejercicio, ya sea en casa o en el gimnasio, nos vamos a atrofiar.

Nuestros músculos se irán, pues nuestro cuerpo es sabio, y busca ahorrar energía eliminando lo que no se usa. Más allá por la belleza de los músculos, es una cuestión funcional y de salud. ¿Estás dispuesto a tener que ir al médico por ese dolor lumbar incapacitante, en lugar de hacer una pequeña rutina semanalmente que te ayude? Yo creo que la decisión es obvia.

Hemorroides

Se trata del padecimiento más típico de aquellos que pasan muchas horas sentados o que llevan una alimentación con altas dosis de picante. Esta afección viene provocada por una serie de inflamaciones en el recto, generando una gran incomodidad en el inicio del ano que puede limitar la vida cotidiana de quien la sufre. Piénsalo, tener el culete todo el mismo rato en la misma posición, no puede ser sano.

Problemas cardiovasculares y de diabetes

Por todo ello, debemos de ser conscientes de los riesgos a los que nos enfrentamos si no apostamos por la vida activa, incluso estando confinados. Tener un exceso de azúcar por el picoteo, y no mover el culete es malo para nuestro corazón.

Ganancia brutal de peso.

Si no te mueves no quemas tantas calorías como las que ingieres, de ahí que se produzca un crecimiento notable de las grasas en el cuerpo. Si además llevas un modo de vida sedentario y sigues una dieta alta en grasas, azúcares y carbohidratos, no solo no te queda otra opción que asistir impasible al aumento de los números de la báscula, lo mejor será quitar malos hábitos, y comer en normocaloría, es decir, comer lo mismo que gastamos, si no estamos haciendo deporte.

Peor carácter

El ejercicio físico produce una liberación de dopamina, una de las hormonas asociadas al bienestar y la felicidad. Por tanto, si pasas demasiado tiempo en reposo, no te sentirás tan relajado que si sometes a tu cuerpo a cierta actividad física. La serotonina es otra hormona importante, que ayuda a nuestra felicidad, también se consigue haciendo deporte.

Paradójicamente, pensamos que por tirarnos más horas delante del ordenador, vamos a hacerlo mejor, cuando la realidad es que tras un respiro, todo irá mejor. Y no, no te preocupes, porque en esas horas, no se va a terminar el mundo.

Problemas para dormir

Otro de los efectos colaterales más comunes de pasar tanto tiempo sentado o tumbado. Una mala calidad de sueño se debe a muchos factores, como el uso del móvil antes de acostarse, el estrés o el alcohol, pero también a no realizar ningún tipo de actividad física, ya que no liberas energía y, por tanto, el cuerpo siente que no necesita descansar.

Mi mejor recomendación:

Vivimos en el momento de la historia dónde es más fácil ponerse en forma que nunca. Tenemos más información, y vídeos gratuitos que nunca. Cualquier persona con fuerza de voluntad puede hacerlo, siempre y cuando le guste de verdad lo que está haciendo, siente que hay progreso, y sobretodo, si siente que no está solo en esto y puede convertirlo en algo más que deporte para ganar salud y estética, sino que es algo que podemos hacer juntos y conocer personas sanas por dentro y por fuera.

Todos estos materiales gratuitos (que yo también hago) están geniales para dar el primer paso, que al menos, te saca de dónde estás.

Pero para ir a dónde quieres, te recomiendo que esperes unos días a mi Black Friday, que estés muy atento al correo electrónico, mi Instagram, y mi Grupo de Telegram, porque la voy a liar parda este año…