Probablemente te suenen las siguientes siglas: TRX, si estás familiarizado con el mundo del personal training. Pues bien, hacen referencia a un sistema de entrenamiento que se basa en la realización de ejercicios en suspensión, es decir, con los pies o las manos sostenidas en un punto de anclaje. Las ventajas del TRX son múltiples, pero principalmente tienen que ver con el hecho de que permite ejercitar la musculatura corporal al completo.

En esta modalidad de entrenamiento se utiliza todo el peso del cuerpo. Se trata de un método innovador para el que se necesita un arnés ajustable que no sea elástico, anclado a cualquier tipo de superficie en altura, y dos cuerdas con agarres para sujetar los brazos o los pies y realizar todo tipo de ejercicios con parte del cuerpo completamente suspendido en el aire.

El TRX es reciente y fue creado por lo que se conoce como los Navy Seals (los equipos de Tierra, Mar y Aire de la Armada de los Estados Unidos), a raíz de la necesidad de los soldados de mantener su forma física en lugares en los que no disponían de herramientas ni maquinaria para llevar a cabo su entrenamiento específico. De ahí que este método aporte la ventaja de que puede ser utilizado en cualquier espacio, ya sea en un gimnasio como en tu propia casa o en plena naturaleza.

¿Cuáles son los beneficios del TRX?

Fue en torno a 2005 cuando se empezó a extender y comercializar esta modalidad. Randy Hetrick, antiguo miembro de estos Navy Seals y fundador de Fitness Anywhere, empleó una especie de correa que se usa en los paracaídas para diseñar el primer modelo y, junto a sus compañeros, desarrolló una combinación de ejercicios usando todo el peso del cuerpo.

El padre de la citada compañía norteamericana con sede en San Francisco que se dedica a la venta de productos y el diseño de programas de ejercicios para atletas, militares y profesionales del fitness empezó a introducir mejoras tanto en el aparato como en dichos programas y, en la actualidad, el TRX es un método muy empleado por los entrenadores personales.

Y es que los beneficios del TRX son múltiples. Al ser una actividad tan completa que permite ejercitar todos los músculos de tu cuerpo, sirve para potenciar la fuerza muscular, así como también para mejorar la movilidad, la coordinación, la flexibilidad, y para favorecer la rehabilitación de determinadas lesiones musculares.

Es un entrenamiento que puedes utilizar especialmente para trabajar la parte central del cuerpo, es decir, el tronco o lo que técnicamente se conoce como core. Es la que más provecho saca de esta modalidad.

TRX como solución a tus problemas de espalda

Precisamente el hecho de que sea el core la parte que más se trabaje hace que uno de los beneficios del TRX más importantes es que está indicado para personas que sufren lumbalgias y otros dolores de espalda. Con los ejercicios en suspensión que se plantean, reforzarás tu dorso de manera que dejarás atrás esas incómodas molestias que te lastraban.

Como sabes, el centro de gravedad de nuestro cuerpo está situado en esta parte del cuerpo. Concretamente, encima de las caderas cuando nos encontramos de pie. Este entrenamiento hace posible que la musculatura trabaje más contra la gravedad debido a que los ejercicios ayudan a que se produzca un cambio de posición.

El entrenamiento en suspensión potencia el trabajo de los músculos fijadores o estabilizadores, es decir, aquellos que te permiten mantener una postura correcta cuando realizas un ejercicio. De ahí que otra de las ventajas del TRX es que disminuye el riesgo de lesiones, sobre todo en personas cuyas rutinas de trabajo se centran fundamentalmente en los ejercicios de fuerza de repetición.

Otra de las ventajas del TRX: sirve para adelgazar

Esta modalidad no está pensada solamente para aquellas personas que persigan el objetivo de ganar fuerza y masa muscular, ya que otro de los beneficios del TRX es que, por ejemplo, sirve también para adelgazar. Al tratarse de un entrenamiento que pone en tensión todos los músculos del cuerpo, la frecuencia cardíaca aumenta de manera que es necesario realizar un derroche de energía. El ejercicio en suspensión quema calorías, si bien se recomienda realizar otras actividades aeróbicas que exijan de un gran desgaste para completar esta rutina de ejercicio si lo que se busca verdaderamente es perder peso.

Una de las grandes ventajas del TRX es que se trata de un entrenamiento funcional que no te exige una condición física privilegiada, ya que existen numerosos niveles y programas adecuados a todo tipo de personas. No obstante, es un entrenamiento que suele recomendarse a personas de avanzada edad, puesto que es ideal para la prevención de muchas lesiones, sobre todo en las vértebras. El TRX es un entrenamiento militar incorporado a otras facetas como la medicina deportiva, así como la preparación para deportes como el baloncesto y otras muchas actividades colectivas.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

fabriorlandi.com

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?