Entrenamientos semanales: ¿Eres de los que piensan que la duración del entrenamiento debe ser al menos de seis o incluso siete días semanales? ¿Eres de los que piensan que incluso cuando estás lesionado necesitas entrenar para no bajar tu condición física?

En muchas ocasiones en tu día a día más significa mejor, pero en el caso de los entrenamientos semanales no siempre es así. Por ello, en esta ocasión te voy a hablar de la importancia de tener dias de descanso y de cómo estructurarlos.

Tu cuerpo necesita recuperarse de la carga de trabajo muscular y descansar. Clic para tuitear

¿Cómo debe ser el descanso en tu tiempo de entrenamiento?

Cuando dedicas 6 días a entrenar sin descanso puedes estar consiguiendo justo lo contrario de lo que andas buscando, es decir, aparece la fatiga muscular, el cansancio, la desmotivación y en algunas ocasiones hasta se deja de ver una clara progresión. Cuando te encuentras en esta situación debes saber que estás sobreentrenado.

Como dice un famoso refrán no por mucho madrugar amanece más temprano. Es muy importante seguir una disciplina y rutina adecuadas para que puedas alcanzar tus objetivos, pero tu cuerpo necesita recuperarse de la carga de trabajo muscular y descansar.

¿Cuántos días de descanso son recomendables durante tus entrenamientos semanales?

Si te fijas en los deportistas profesionales, vas a advertir que ellos entrenan 6 días en semana. Pero aunque este dato sea cierto, has de pensar que tú no eres un deportista de élite y que no tienes ni su patrón de alimentación ni de entrenamiento.

Cualquier persona corriente que no sea un superhéroe debería entrenar entre 3 y 4 días cada semana. Además, en uno o dos de los días se debería realizar un descanso activo y en otro un descanso absoluto.

Planificación ideal: combina esfuerzo y descanso

Cuando se programan los horarios de los entrenamientos semanales también hay que contar con el descanso, la hidratación o la alimentación, ya que son factores que debidamente programados pueden ser muy útiles para conseguir el éxito.

Combinar el esfuerzo físico y el descanso es primordial para lograr una buena recuperación. El descanso no solo es útil cuando padeces una lesión o una sobrecarga, sino que es necesario siempre. Puedes tener cualquier tipo de dolencia que no se manifiesta que, debido a no tener un descanso y una recuperación adecuadas, puede llegar a agravarse.

Diferentes modalidades de descanso en la actividad física

El sueño de calidad y en una proporción correcta, al igual que la alimentación, es algo básico para rendir adecuadamente en la práctica deportiva y favorecer la recuperación del organismo.

Descanso activo

Se denomina así a aquellas actividades ligeras que te ayudan en la recuperación. Es una forma de complementar el entrenamiento con ejercicio que no es de alta intensidad. En este contexto se puede hablar, por ejemplo, de realizar cardio de forma moderada para que te ayude al bombeo sanguíneo y a quemar unas cuantas calorías.

Estiramientos

Puede ser una de las opciones a tener en cuenta dentro del reposo activo. El Yoga centra muchas de sus posturas en ellos.

Yoga

Los ejercicios de relajación favorecen el descanso y potencian que el cuerpo se relaje con otras prácticas en las que no está estático. Si lo combinas con las respiraciones y los estiramientos conseguirás una completa relajación.

Además, no olvides que con esta práctica no solo va a descansar tu cuerpo, sino también tu mente.

Respiraciones

El oxígeno es fundamental para conseguir una buena recuperación de aquellas partes que se hayan dañado con el ejercicio. Por eso es fundamental respirar de forma adecuada tanto cuando estás llevando a cabo tu actividad como cuando estás en el período de descanso.

En la disciplina del Yoga es básico este aspecto, por eso practicarlo se antoja como fundamental.

¿Qué pasa cuando te marchas de vacaciones?

Cuando se acerca el período vacacional normalmente supone en la mente de la mayoría de personas un adiós a todo lo realizado durante el año. Adiós a la dieta, adiós al ejercicio y a la vuelta se comienza de nuevo. Es decir, has pasado todo un año esforzándote para echarlo todo a perder en un mes.

Debes tener en cuenta que el tono muscular no se pierde por descansar quince días. De hecho, son muchos los deportistas que realizan periodos de entrenamiento de forma intensa durante tres o cuatro semanas y luego descansan una o dos.

El éxito en el deporte puede ser consecuencia de un descanso apropiado

Con todo lo que has leído seguro que comprendes la importancia de descansar y reposar debidamente para que el cuerpo pueda recuperarse durante tus entrenamientos semanales. De este modo podrás rendir más y mejor durante tu actividad deportiva.

No tengas miedo de descansar durante las vacaciones o realizar durante ese período un entrenamiento suave en el que trabajes tu cuerpo sin una gran carga. Olvida la duración de los entrenamientos semanales y relaja tu mente y tu cuerpo para que puedas volver a la rutina tras las vacaciones a pleno rendimiento.

NO TE PIERDAS NINGUNA ACTUALIZACIÓN Y APÚNTATE A
MI COMUNIDAD PARA RECIBIR REGALOS E INFO


0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

fabriorlandi.com

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?