La formación de un entrenador personal.

La formación de un entrenador personal.

La figura del entrenador personal ha ido apareciendo y tomando peso de manera progresiva en los últimos años, sin embargo la formación de un entrenador personal no está regulada en España.

A efectos legislativos, no existe esta profesión en España.

No obstante, este perfil profesional cada vez es más demandado en gimnasios y centros deportivos, ya que se trata de un guía cuya misión es la de estudiar cada caso particular y diseñar un plan de entrenamiento acorde a las necesidades de cada persona.

Y lo más importante, generar una experiencia, un punto de inflexión en la persona para que pueda tener un cambio real en el menor tiempo posible.

Fabri Orlandi complementa con una integración en su comunidad LGTB, dónde se siguen principios de no discriminación, de entendimiento de diferentes sensibilidades a la hora del entrenamiento, y muchas más ventajas.

Por tanto, aunque no existen estudios reglados que se exijan para desempeñar este rol, sí es cierto que la formación es necesaria y debe estar relacionada con las Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.

Si estás interesado en encaminar tu carrera profesional hacia este perfil, es importante que tengas muy claro que deberás estar reciclándote constantemente y poniéndote al día para poder ofrecer lo mejor.

La formación de un entrenador personal no solamente debe ceñirse a tener conocimientos de anatomía, preparación deportiva y todo lo relacionado con el estudio de la actividad física y el culto al cuerpo.

Esta persona debe ser capaz también de motivar a sus alumnos y empatizar con ellos,  y asimismo es recomendable que tenga nociones de dietética y nutrición.

Por lo tanto, manejar estudios relacionados con la psicología del deporte es importante para saber cómo actuar en cada circunstancia. También lo es tener conocimientos de alimentación y hábitos saludables.

¿Qué formación de un entrenador personal puedes completar para desempeñar esta profesión?

Como ya te hemos advertido, la profesión no está regulada y por lo tanto no hay estudios reglados que se exijan para ser entrenador personal.

No obstante, la formación de un entrenador personal debe estar muy relacionada con algunas titulaciones que sí existen y puedes cursar en la actualidad.

Por ejemplo, conseguir el título de licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, el de magisterio de Educación Física, el de Ciencias del Deporte, Fisioterapia, puede abrirte muchas puertas en este sector profesional.

También puedes formarte como técnico en conducción de actividades físico-deportivas en el medio natural o como técnico deportivo y ampliar conocimientos con cursos homologados.

Estos cursos deben enfocarse hacia la preparación física, la psicología deportiva y la nutrición deportiva para estar preparado para desempeñar esta función.

¿Hay formación de un entrenador personal específica?

Aunque no exista un plan de formación regulado y no puedas estudiar en la universidad la carrera para ser entrenador personal, sí es cierto que existen numerosos cursos específicos que dan certificaciones internacionales.

En ellos se realiza un compendio de la materia relacionada con las funciones propias de este perfil profesional.

Cursos en los que se tocan todos los elementos básicos que son necesarios para el diseño de una sesión de entrenamiento, tales como la preparación del movimiento, el desarrollo de sistemas de energía, prevención de lesiones…

¿En qué consiste la función de este profesional?

Habrás podido comprobar que, en la actualidad, cada vez es más demandada la figura del entrenador personal tanto en gimnasios y centros deportivos como a través de Internet.

Las funciones de estos profesionales pasan por realizar un estudio de las variables que pueden condicionar su plan de trabajo respecto a la persona que requiere sus servicios, como su estado de forma, hábitos alimenticios, historial de lesiones, objetivos a perseguir…

A partir de las conclusiones que se extraigan se diseñará un plan de entrenamiento adaptado y personalizado, entendiendo toda la sensibilidad del cliente.

Además, como entrenador personal tienes que ser capaz de empatizar con cada cliente, y acompañarlo hacia la consecución de sus retos, tanto en los buenos momentos como también en los malos.

En este sentido, entablar una buena comunicación se antoja fundamental.

Tanto si el deportista al que entrenas persigue el fortalecimiento muscular, la pérdida de peso, la mejora de la movilidad o la readaptación tras una lesión.

Como entrenador personal, tienes que saber en cada momento cómo se encuentra el deportista, medir su evolución, corregir sus errores y supervisar que el trabajo lo completa adecuadamente.

Promocionar los hábitos de vida saludable

La formación de un entrenador personal es clave para ayudar a crecer y mejorar a los alumnos a su cargo.

Como entenador personal, no solamente se te va a pedir que tengas conocimientos específicos y seas capaz de confeccionar planes de entrenamiento adaptados.

Sino también que seas una especie de puente entre el deportista a tu cargo y su objetivo perseguido.

En este sentido conviene que seas una persona que predica con el ejemplo y promociones los hábitos de vida saludable.

Un deportista que necesite de tus consejos creerá en tu discurso si ve reflejado en ti aquello que quiere llegar a conseguir.

“¿Te ha gustado esta información y quieres una reunión gratis conmigo para hablar sobre tus objetivos?”

¡Reserva aquí tu cita gratuita conmigo y hablemos!

Responsable: Fabri Orlandi, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing Active Campaign ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en info@fabriorlandi.com.Para más información consulte nuestra política de privacidad

Deja un comentario