Cada vez son más las personas que se decantan por contar con los servicios de un entrenador personal online para obtener las pautas necesarias que les ayuden a alcanzar los objetivos marcados. Un referente al que seguir que marque el camino para cruzar dichas metas y hacerlo de la manera más eficiente posible. Pero para que un entrenador personal pueda realizar su trabajo y proporcionarte buenos consejos debes ayudarle ofreciéndole una serie de informaciones específicas, que le servirán para diseñar el plan de trabajo que mejor se adapte a tus condiciones y a tus necesidades físicas.

Tu entrenador personal online necesitará valorar tu punto de partida

Para hacerse una idea del estado en el que te encuentras y el punto de partida desde el que vas a iniciar tu senda hacia los objetivos marcados, tu entrenador personal deberá recopilar una serie de datos que le servirán para realizar una valoración inicial.

Este profesional ha de conocer la forma en la que te encuentras para, dependiendo de tus necesidades físicas, saber la intensidad que deberá imprimir en tus rutinas de entrenamiento.

En este sentido, sería conveniente que le comunicaras detalles como si has estado practicando deporte anteriormente y la regularidad con la que lo has hecho, si padeces alguna patología o padecimiento físico, si te has sometido a pruebas clínicas y sus resultados, si eres propenso a sufrir enfermedades como la diabetes, hipertensión, arritmias cardíacas, artritis, calcificación de los huesos, etcétera.

Tu entrenador personal deberá saber también el motivo por el cual te has decidido a ponerte en sus manos. Le hará falta saber si tu intención es la de perder peso o, por el contrario, fortalecer y ganar masa muscular. De igual manera, tendrá que ser consciente también de tus limitaciones.

En líneas generales, se preocupará por tu salud y tu estado de forma antes de ponerse manos a la obra para diseñar su plan para ayudarte a conseguir tus metas. Por eso, es importante que seas sincero y le comentes la actividad física que has mantenido antes de ponerte en sus manos y la regularidad con la que la has llevado a cabo o si, por el contrario, empiezas completamente de cero.

Un examen médico para conocer tus necesidades físicas

Aunque el entrenador personal online en el que confíes tendrá muy en cuenta lo que le digas y tus opiniones, lo primero que hará será encargarte que te sometas a un examen médico si es que no lo has hecho antes. Será la herramienta con la que trabajará en base al criterio de un profesional, que le servirá para conocer cuáles son tus condiciones.

Es primordial que tenga conocimiento de las lesiones que hayas sufrido. De esta forma, diseñará una rutina de trabajo con un tipo de ejercicios y una intensidad determinadas en función de las limitaciones que te puedan acarrear, con el fin también de evitar su agravamiento o la aparición de otras lesiones futuras.

El entrenador personal online es también un motivador que ha de saber ayudarte a superar estos escollos, que en muchas ocasiones conllevan a ciertas personas a abandonar la actividad física que estaban realizando y resignarse a un deporte moderado o, en el peor de los casos, a abrazarse al sedentarismo por desconocimiento.

Datos para controlar tu evolución a raíz del trabajo del entrenador personal

Esta información que el entrenador debe manejar le servirá también para poder llevar un control sobre tus evoluciones. Este profesional trabajará contigo de forma que la exigencia irá creciendo conforme vayas sorteando obstáculos y alcanzando marcas que demuestren que tu progresión va al alza.

Un ejemplo: empezar seguramente serás capaz de aguantar cinco minutos en carrera continua y a un ritmo medio porque tu capacidad respiratoria es limitada así como tu preparación. Sobre esa marca construirá su plan para que al cabo del tiempo vayas mejorando tu forma y consiguiendo mejores registros. Si efectivamente eres capaz de marcarlos y, por ejemplo, al mes ya aguantas diez minutos, en lugar de cinco, será señal de que el trabajo está bien hecho y va dando sus frutos.

Si por el contrario, los resultados se estancan, tendrá que hacer algo para cambiar su programa porque está claro que no ha sido capaz de ayudarte a conseguir ese reto que os habíais impuesto.

Un entrenador personal debe conocer también tu alimentación. Potenciar aquellos hábitos saludables que practiques y erradicar aquellos que sean inadecuados. Sin una dieta equilibrada, el trabajo de gimnasio no servirá absolutamente de nada.

Deporte y alimentación han de ir siempre de la mano, y a esta receta perfecta habrá que añadir un ingrediente más para hacerla completamente redonda. Se trata del descanso, que es tan importante como los dos anteriores.

Tu entrenador personal debe saber lo que comes, las horas que duermes y las que dedicas al descanso. Todo cuanto sea posible para conocerte lo suficientemente a fondo como para diseñar un plan a tu medida.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

fabriorlandi.com

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?