Por qué no deberías entrenar por intuición o sensaciones.

Por qué no deberías entrenar por intuición o sensaciones.

La intuición viene genial para conocer a ese chico, o para tomar otro tipo de decisiones más emocionales. ¿Pero por qué dejarle a la intuición la responsabilidad de tu salud y tu forma física?

Estoy harto de escucharlo: yo voy al gimnasio para hacer lo que me gusta, lo que llevo haciendo siempre. Sino, me aburro.

Hay algo de verdad en esa afirmación. Pero solo hay una situación dónde este planteamiento es 100% válido, te lo contaré en breve. Además, voy a contarte por qué la intuición o el entrenamiento instintivo no suele funcionar, por qué tu rutina de entrenamiento actual no está optimizada, y por qué los entrenamientos cada vez son mejores.

Lo que más nos gusta, y lo que debemos hacer.

Sin duda es un problema caer en el hedonismo. Es decir: hacer siempre lo que nos gusta, dejando de lado lo más óptimo para nosotros. Siempre hay que encontrar un equilibrio y testear de forma individualizada. Cada uno somos un mundo, y existen particularidades a la hora de ir al gimnasio o entrenar en casa.

Quizás tienes alguna particularidad: los brazos cortos, piernas cortas, solo tienes tiempo para comer en el trabajo, tienes poco tiempo, has tenido un parón, o no has entrenado nunca, y tu entrenamiento tiene que ir más enfocado a una serie de ejercicios dónde esta «desventaja» se convierta en una ventaja.

Quizás existe ese ejercicio que llevas años practicando y has perfeccionado, pero que para tu nuevo objetivo, no te sirve. Es más, puede llegar a ser contraproducente.

Incluso es posible que porque te gusta tanto, sigues esforzándote más y más, alejándote más de tu meta.

Por eso nunca viene mal ponerte en perspectiva, y cambiar de aires, estoy organizando con mi equipo la Semana Orlander  dónde te vamos a dar enfoques nuevos para que salgas de tu zona de confort, un reto para todos y con el que  aplicarás pequeños cambios en tu entrenamiento gracias a todo lo que vamos a organizar, o un cambio más importante con una súper novedad que llevamos tiempo preparando para optimizar tus entrenamientos como nunca.

Puedes pulsar aquí para acceder gratis y conocer a muchas personas LGTBI+, empezamos el 14 de Septiembre hasta el 20 de Septiembre. (Todo empieza con un grupo de Telegram, pero no te preocupes, porque no es el típico grupo agobiante de 1000 mensajes/h)

El único caso dónde deberías priorizar tu intuición en lugar de lo que debes hacer.

Es un hábito muy común en personas altamente experimentadas que ya han probado todo. Pero todo de verdad. Porque conozco a muchas personas que llevarán 3 años o menos, «que ya lo han probado todo y están a gusto con lo que hacen» pero luego ves los mismos resultados de siempre. Incluso dudas de si están entrenando de verdad.

Solo profesionales que ya han testeado durante años con qué ejercicios se sienten mejor, y con los que mejor resultado obtienen: ya sea en términos de fuerza, movilidad o hipertrofia (tamaño muscular)

Créeme que es complejo analizar qué ejercicio es bueno de verdad para ti, de entre todos. La gente siempre suele hacer aquellos que mejor sensaciones o diversión les da, pero hay mucho más que en ocasiones no se ve, porque no se miden los resultados adecuadamente, ni se exploran todas las alternativas.

Joaquín y su error con los glúteos y el entrenamiento por sensaciones.

Una historia curiosa es cómo con Joaquín, un Orlander que quería aumentar su tono muscular (pesaba 61kg) y sobre todo: enfatizar sus glúteos, y llevaba mucho tiempo haciendo las cosas mal. Te explico cómo salió del error, y la valiosa lección que aprendió.

Estaba empeñado que haciendo sentadillas y la famosa máquina de glúteos, era suficiente para él, porque lo había visto en una rutina de un influencer en Instagram.

Yo mismo hago este mismo tipo de rutinas, pero no con el objetivo de entrenar solo en base a ellas: no hagas el entrenamiento de Hulk si aún eres Spider-Man, pero motívate viendo ejercicio, y comienza por tomar acción. Pide ayuda para más, pregunta, curiosea e investiga, y por último, contacta con un profesional para ir sobre seguro.

Bueno, volvemos a la historia, Joaquín ya había tenido épocas de entrenar mucho, y otras de entrenar menos, por trabajo y demás compromisos. Siempre que volvía a su método instintivo, le daba resultados. Pero hasta cierto punto, y no los que quería.

A base de probar ejercicios, manteniendo una dieta adecuada, una programación, y una orientación exacta a sus objetivos (él trabajaba a fuerza, en lugar de rangos de hipertrofia, y por eso se veía más fuerte, pero no más grande, que es lo que quería) empezamos a testear de verdad, y pasó algo nuevo.

Los resultados de probar mes a mes, diferentes ejercicios, a base de medirnos en cinta, (mejor que con báscula) llegamos a la conclusión que el mejor ejercicio para él, era el Peso Muerto Rumano. (además le gustaba más que las sentadillas, esto es importante, que la selección te guste) Toda su programación de glúteos, tenía que ir enfocada a ese ejercicio principal, y no como estaba haciendo antes.

No vale de nada tomar acción, sin hacerlo de una forma inteligente. Se puede ir a América por el Atlántico, o dando la vuelta más larga por el Pacífico.

Tengo algo que va a solucionar muchos de estos problemas, de una nueva manera más eficiente. Para decirle adiós al entrenamiento instintivo y empezar a hacer cosas con resultados: es la mejor manera de ver resultados, esa y apuntarte a la Semana Orlander, empezamos en 1 semana, pulsa aquí para ver todos los detalles.

Feliz día.