¿Se puede hacer deporte en verano?

¿Se puede hacer deporte en verano?

La respuesta te sorprenderá. Al contrario de las creencias limitantes más típicas: «el verano está para descansar», «que va, si con el calor sudas más y pierdes más grasa», «ah, ¿que los gimnasios abren en verano?» … hacer deporte en verano puede ser una de las mejores oportunidades del año para conseguir tus objetivos, o una auténtica perdición que le ponga fin a este hábito saludable, si no sabes cómo llevarlo de la manera adecuada.

Hay 2 tipos de deportistas en verano

Están las personas que han entrenado durante todo el año, y creen que junto al calor, ha llegado el apocalipsis y van a peder todos los resultados que han obtenido en el resto del año, bien si han ganado músculo, o han quemado esa grasa.

Y el segundo tipo, que cree que puede ponerse a punto en un par de semanas. En una operación bikini, y demás milagros que no existen en otro lugar, que en las creencias limitantes que la sociedad muchas veces nos impone para encajar socialmente.

Existe el mito de que en verano es todo más complicado y duro de hacer, porque entrenar con calor es más complicado, etc. Son esas mismas personas las que no varían su entrenamiento de invierno, y lo siguen aplicando todo el año, consiguiendo los mismos resultados de siemrpe.

Y un tercer tipo…

Las personas que cambian unos pocos factores para poder aprovecharse del verano, para progresar en el gimnasio más rápido y mejor, y que viven el verano para ellos mismos, no para entrenar, con una correcta organización y priorización.

Ventajas de hacer deporte en verano.

  • Pierdes más grasa: pero no por sudar más, esto es un mito. Se pierde más grasa en general, porque por las altas temperaturas apetece comer menos, y porque en verano tenemos mucha más vida social, lo que se traduce en mayor movimiento, será más fácil llegar a un déficit calórico con la actividad diaria.
  • Es más fácil desarrollar hábitos saludables: como moverte todos los días, gracias a tener más planes, a comer fruta, porque las frutas de verano son las más ricas, y pueden ser la entrada a consumirlas el resto del año, y porque en un tiempo feliz, siempre asociamos de mejor manera cualquier primer hábito que decidamos tomar. No es entrenamiento, es psicología, asocia hábitos a sensaciones positivas, y todo será mejor. No esperes a que todo se nuble para empezar a tomar acción.
  • Es más fácil comenzar a entrenar: al disponer de más tiempo, menos presión por llegar a resultados, porque asúmelo: ya ha pasado el día del primer baño, y no pasa nada por no llegar con el cuerpo que quieres, lo importante de verdad es tener una actitud y que lo que hagas, te llene. Pero no de grasa, veamos las desventajas de hacer deporte en verano.

Desventajas de hacer deporte en verano.

  • Mantener la frecuencia de los entrenamientos: el calor nos puede jugar una mala pasada, y que nos sintamos más cansados a la hora de hace entrenamiento (si lo hacemos mal, que es común si no tienes un plan personalizado por un entrenador personal) y entre tener planes, tener más actividad diaria, quizás con eso nos baste si estamos en baja forma, por lo que es normal que acudamos menos días de la cuenta al gimnasio.
  • Encontrar gimnasio: si nos vamos de vacaciones, quizás es un obstáculo, siempre quedará entrenar en casa o en el exterior, pero siempre asegurándonos de tener las condiciones necesarias de espacio, temperatura y material disponible. Si es un gimnasio con aire acondicionado, mejor, si eres de nivel medio o avanzado puedes aguantarlo, si eres principiante, creo que debería ser algo obligatorio. O incluso por un precio por día alto, puede que nos frene a la hora de encontrar gimnasio en verano.
  • No podremos entrenar tan pesado: una de las claves de hacer deporte en verano, es saber cuándo debemos cambiar de un enfoque de fuerza a uno de hipertrofia, entrenamientos más livianos, de menos peso y más repeticiones son clave para evitar mareos, vómitos, y demás sensaciones desagradables que no buscamos a en nuestro objetivo de conseguir hacer deporte en verano.

Mi consejo profesional para hacer deporte en verano sin morir en el intento:

Si tienes más dudas que otra cosa al llegar el verano, quizás la solución no pasa por entrenar. ¿Pero cómo dices, Fabri? 🧐

Sí, a veces es necesario dejar de entrenar. Pero solo es beneficioso bajo una serie de circunstancias muy concretas, si no las cumples, deberías estar dándolo todo ahora mismo:

  • Puedes ponerle una pausa, solo si vienes de un periodo de actividad intensa, sostenido durante 1 mes. Aplicaríamos una descarga, con la mínima actividad, que te permitiría volver más fuerte y activo que nunca. 
  • Si vienes de un episodio de estrés, o por problemas de salud serios, quizás es buena idea analizarlo personalmente, y ver si compensa o no entrenar en verano.
  • Si has tenido un fuerte desgaste emocional por no poder cumplir los objetivos el resto del año. Al contrario que el primer caso, que es una descarga física, aquí  hablamos de una descarga emocional.

Si sigues aquí, es porque no cumples ninguno de estos casos. Ahora: cambia radicalmente el enfoque de tu entrenamiento actual. Cambia por rutinas HIIT o FullBody, consulta con tu entrenador (si no te ha propuesto este cambio ya, ahora que estamos en verano) porque este tipo de rutinas te permiten ser mucho más eficiente en verano, porque permites el desarrollo del máximo número de músculos en el menor tiempo posible.

Todo lo que no sea HIIT o FullBody, quizás sea contraproducente en verano, si eres de nivel medio. Si eres de nivel principiante, te recomiendo comenzar con mi plan de desescalada, que estoy seguro que te ayudará mucho (es gratis) 👇🏻

fabri orlandi entrenador personal madrid

Y como extra, te voy a dar mis consejos más útiles, los que aplico en mis propios entrenamientos, y en los de mis Orlanders 🌈

  • Hidrátate. Pero estar correctamente hidratado no es solo beber agua. Tener todos los minerales en tu dieta, es clave para no caer ante el calor.
  • Calentamiento. Dedica más parte de calentamiento que de costumbre para sentirte cómodo y que la ejecución sea perfecta a pesar del calor.
  • Actívate. Llegar al gimnasio con tu música preferida y con un café, o una dosis de cafeína moderada, quizás algo más que de costumbre en los primeros días, hará que lo des todo de una mejor manera.

Estas son todas mis recomendaciones para pasar un verano saludable mediante del deporte, lo más importante de todo es que lo disfrutes, y que el deporte sea una vía para redescubrirlo y enamorarte de él, no para que lo veas como una obligación que te quita tiempo, por eso, como última recomendación: intenta planificarte tu hora de ejercicio antes de disfrutar del resto del día 🌞